Tango Paradise

argentina united_states italia brazil
facebook twiter instagram pinterest

Natalia Hills

Natalia Hills

Del aprendizaje junto a los grandes maestros a las interminables giras por Estados Unidos, Natalia Hills es una bailarina que ya lleva una extensa carrera, pese a su juventud. Dos años atrás dio un paso más y formó su propia compañía de baile, Tangueros del sur, con la que gestó el espectáculo Romper el piso. Una vida entre los viajes y la tradición.

Has recorrido un largo camino, muchacha

Natalia Hills tiene mirada intensa, rasgos fuertes y tez aceitunada. En una primera impresión, un vendedor de slogans podría sentenciar que es la auténtica morocha argentina: una bailarina ideal para la postal turística, una mujer que puede embelesar a esa clase de visitante que busca la coreografía rimbombante antes que el abrazo, el golpe de efecto antes que la sutileza.

Sin embargo, frente a tanto cliché revelado como la gran verdad for export, la preocupación de Hills pasa por otro lado. Es lo que ella resumirá en algún momento de la charla con el tangauta como “bailar con los pies en el piso”. Sin saltos ni espectacularidad.

Su historia certifica sus palabras. Hills pertenece a una generación de bailarines que se crió en las milongas barriales cuando el éxito internacional de la compañía Tango Argentino era todavía más un rumor que una verdad palpable y el tango circulaba como si fuera un secreto guardado celosamente por guardianes del tesoro porteño. En su formación se cruzan los nombres de bailarines legendarios con el legado familiar. En la década de 1980 el tango sobrevivía como podía en los pies de los bailarines, en las escasas orquestas y en los estoicos músicos. En esas coordenadas está el origen de su vínculo con la danza.

publicidad01
publicidad01
publicidad01
publicidad01